¿POR QUÉ ES NECESARIO EL ENTRENAMIENTO DE FUERZA? - Vibra Entrenamiento Personal
602
post-template-default,single,single-post,postid-602,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

¿POR QUÉ ES NECESARIO EL ENTRENAMIENTO DE FUERZA?

La primera ley de Newton o ley de inercia, postula que un cuerpo no puede cambiar por sí solo su estado inicial, ya sea en reposo o en movimiento rectilíneo uniforme, a menos que se aplique una fuerza o una serie de fuerzas cuya resultante no sea nula. De esta frase podemos extraer que si queremos movernos vamos a necesitar necesariamente una aplicación de fuerza.

Todos nosotros tenemos un sistema complejo de huesos y músculos cuyas funciones principales son proporcionarnos una estructura que nos soporte y nos proteja y por supuesto nos mueva, pero este movimiento no es gratis, para movernos convenientemente nuestros cuerpos necesitan generar fuerza.

Caminar es una actividad que exige una baja producción de fuerza y por ese motivo nos es fácil llevar a cabo esa acción pero, ¿Y si necesitamos subir escaleras? ¿Cargar las maletas al coche cuando nos vamos de viaje?  O un gesto tan sencillo como levantarnos de una silla cuando estamos sentados son tareas que exigen mayores cantidades de fuerza.

Me gusta comparar este caso con una cuenta bancaria. Supongamos que disponemos de 1000 euros en nuestra cuenta de ahorros y necesitamos hacer un gasto de 500 euros. Supone un esfuerzo grande para nuestros ahorros puesto que se reducen a la mitad y seguramente nos cueste recuperarnos de esta situación. Supongamos ahora que tenemos 10000 euros en nuestra cuenta de ahorros y necesitamos extraer 500 euros. El esfuerzo que supone para nuestros ahorros no es el mismo puesto que el porcentaje de dinero gastado es inferior a pesar de ser la misma cantidad de dinero. Lo mismo ocurre con nuestro cuerpo cuando le solicitamos una producción de fuerza. No es lo mismo gastar 500 unidades de fuerza cuando solo disponemos de 1000 que si disponemos de más.

Por este motivo es especialmente importante que dispongamos de una capacidad más o menos alta de producir fuerza, para que estas acciones de la vida diaria no nos supongan un gran esfuerzo. Esto significará menos cansancio, menos dolores, una mejor postura y todos los beneficios que esto entraña.

En posteriores entradas hablaremos uno a uno sobre los beneficios de entrenar fuerza.

Un saludo y a entrenar!!

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email