Beneficios del entrenamiento de fuerza - Vibra Entrenamiento Personal
636
post-template-default,single,single-post,postid-636,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Beneficios del entrenamiento de fuerza

En el anterior artículo vimos porqué era necesario el entrenamiento de fuerza y llegamos a la conclusión de que el costo energético de cualquier actividad es menor, es decir el esfuerzo que conlleva dicha actividad es menor. No obstante los beneficios del entrenamiento de fuerza no solo se quedan en que tendremos más energía en nuestro día a día sino que van mucho más allá de lo que se ve a simple vista.

Podemos clasificar estos beneficios en diferentes apartados:

Sistema músculo-esquelético: Por supuesto que si entrenamos fuerza no nos vamos a poner como Schwarzenegger, pero sí que ganaremos masa muscular, nuestros músculos se harán más grandes y fuertes y serán capaces de generar más tensión, nuestros huesos serán más densos y resistentes evitando así la peligrosa osteoporosis.

Sistema endocrino: Más allá de unos músculos fuertes, el entrenamiento de fuerza es un buen regulador hormonal. Cuando llevamos a cabo un entrenamiento de fuerza correctamente programado se liberan hormonas tales como testosterona y hormona del crecimiento, las cuales tienen importantes funciones en el organismo tanto en hombres como mujeres. Además una masa muscular activa y desarrollada nos hace más sensibles a la insulina lo cual hace que procesemos mejor la glucosa en sangre, esto se debe a que el sustrato principal del que se nutre la musculatura entrenada son los carbohidratos, pero esto lo veremos más adelante.

Nivel psicológico: ¿Quién no se siente poderoso al levantar un peso que nunca había imaginado que levantaría?. Correcto, el entrenamiento de fuerza también mejora la autoestima, no solo porque nos vemos mejor en el espejo cuando nos miramos sino por el hecho de sentirnos más fuertes y vigorosos, además con el entrenamiento también se segregan ciertas hormonas como las endorfinas, dopamina y serotonina, las cuales son hormonas que nos proporcionan sensación de placer y bienestar.

Salud: Este concepto en sí mismo engloba todo lo que hemos hablado anteriormente pero por motivos conceptuales he decidido separarlo en este apartado. Muchos de los dolores y molestias que tenemos en nuestro día a día provienen de movimientos inadecuados, una mala postura o simplemente que nuestros músculos son incapaces de estabilizar un movimiento potencialmente peligroso como levantar una carga pesada (o no tan pesada del suelo o por encima de nuestra cabeza). Uno de los motivos por lo que esto sucede es porque nuestros músculos no son lo suficientemente fuertes como para poder hacerlo de manera eficaz, por lo que el entrenamiento de fuerza hará que la probabilidad de lesionarte sea mucho menor.

Rendimiento físico: Lo primero es aclarar este término, no es igual rendimiento físico que rendimiento deportivo. Un buen programa de entrenamiento de fuerza hará que nuestro rendimiento físico aumente si nos gusta practicar alguna modalidad deportiva a nivel recreacional (senderismo, piragüismo, escalada…) o simplemente subir hasta el décimo piso de nuestro bloque de pisos.

Espero que después de leer este artículo tengáis muchas ganas de entrenar!!

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email