Actividad física y tercera edad - Vibra Entrenamiento Personal
608
post-template-default,single,single-post,postid-608,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Actividad física y tercera edad

La salud, según la Organización Mundial de la Salud, es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. La esperanza de vida en España ha aumentado en los últimos años hasta llegar a los 83 años de media, siendo el segundo país con mayor esperanza de vida al nacer entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Sin embargo a pesar de ser el segundo país con mayor esperanza de vida, los españoles solamente tienen una media de 10,4 años con una buena calidad de vida a partir de los 65 años frente a los casi 17 años de los suecos (Eurostat, 2018).

En España el casi 21% de la población mayor de 65 años tiene dificultad para llevar a cabo alguna de las actividades básicas de la vida diaria (ABVD) como puede ser asearse, vestirse, sentarse o levantarse y alimentarse. Si tenemos en cuenta a las personas mayores de 85 años este porcentaje aumenta hasta casi el 54% (EES, 2014).

“La buena salud añade vida a los años”

Para mejorar la calidad de vida de las personas tenemos que adoptar un enfoque que abarque todas las etapas de la vida para favorecer una vejez sana y activa. Con esto buscamos promover la buena salud y los comportamientos saludables a todas las edades para prevenir o retrasar la aparición de enfermedades crónicas.

Para ello es necesario un enfoque multidisciplinar que abarque distintos profesionales de la salud y el ejercicio para permitir que la sociedad consiga un envejecimiento activoy saludable.

“Beneficios de la actividad física”

La actividad física aporta una innumerable cantidad de beneficios tanto físicos como mentales y sociales. Previene y reduce el riesgo de enfermedades crónicas, mejora la función cognitiva, la fuerza muscular, la densidad ósea. También se ha demostrado que tiene beneficios psicológicos como disminución del estrés, la ansiedad, la depresión y además hace que aumente el autoestima y la satisfacción de las personas.

Nosotros como educadores físico-deportivos tenemos un gran papel en la sociedad para promover todos estos beneficios dentro de la población y que la gente sea consciente de todos los beneficios que puede aportar la actividad física y los hábitos saludables en la salud.

Por lo tanto ahora es cuando tú tienes que plantearte si de verdad estás haciendo algo para tener una vida activa y saludable o sin embargo la pereza puede contigo. ¿Cómo quieres envejecer? ¿Cómo quieres que sean los últimos años de tu vida? “Si quieres empezar, empieza”.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email